La huella digital, el bautismo del S.XXI

Por 15 septiembre, 2016Opinión

Muchos os preguntaréis «¿Qué es eso de la huella digital?». Bueno, pues simplemente se trata del rastro que dejamos en Internet bajo nuestro nombre. Desde likes en Facebook a perfiles en foros, redes sociales que ya no usamos… Esas fotos que teníamos subidas en Fotolog o en Tuenti y que decidimos abandonar sin borrar nuestro contenido. Toda esa información es buscada y usada por las empresas a la hora de encontrar al trabajador adecuado. Nuestros comentarios, interactuaciones y aportaciones a la red de redes puede influir definitivamente en conseguir el puesto de trabajo que buscamos.

Aunque en el post de hoy no vengo a contar que debemos hacer con nuestra huella digital (eso lo dejaré para otra ocasión), ¿Os habéis planteado alguna vez el contenido publicado en las redes sociales en el que aparecen menores que no son conscientes de la repercusión real que puede tener ello? Desde mi humilde opinión se trata de algo muy parecido a los bautizos del siglo XXI. Cada uno tiene la libertad de publicar en sus redes lo que considere oportuno o le apetezca, pero es conveniente hacer una reflexión sobre cómo podrá repercutir en el futuro que toda la información de la vida de una persona esté a disposición de todos en la red de redes. Por ello lanzo este planteamiento de si realmente somos conscientes de la restricción de la privacidad que supone publicar en las redes sociales sin el conocimiento real de lo que supone. Yo no soy padre y puedo entender el orgullo y la necesidad de contar lo que está pasando, pero esa pequeña persona tiene la necesidad real de que su vida sea narrada en las redes sociales a modo de reality sobre su infancia. Creo que es mucho más interesante mantener en la privacidad la vida de nuestros menores y que en un futuro sean ellos los que decidan, tras ser informados de todo lo que conlleva, qué y cómo publican sobre su vida.

Por supuesto yo no quiero imponer mi opinión a nadie, solo visibilizar un problema que no existía hasta hace poco y que muchas veces nos cuesta comprender. La tecnología avanza a pasos agigantados y a menudo no somos capaces de ver con perspectiva y profundidad los acontecimientos que nos rodean. Es por ello que debemos pararnos, pensar e informarnos antes de tomar decisiones que en un futuro puedan ser desacertadas.

Por lo demás… Disfrutad de las redes sociales, de todas las cosas buenas que nos traen y seamos conscientes de las cosas «negativas» que nos pueden traer, de lo que es la huella digital y de cómo tener una buena reputación en la red para que juegue a nuestro favor en el futuro.

Aquí os dejo algún post más al respecto para que podáis manteneros informados:
Post 1 | Post 2 | Derecho al olvido

Deja una respuesta